VENCE EL PÁNICO DE HABLAR EN PÚBLICO

 

Compartir ideas no siempre es fácil y entre más numerosa o calificada sea la audiencia a quien nos dirigimos es posible que aumente nuestra ansiedad y dificultades para presentar el tema del que vamos a hablar, por eso hoy te compartimos algunas consideraciones que te ayudarán a solucionar tu pánico para hablar en público:

 

PREPARA Y DOMINA BIEN TU TEMA

La mejor manera de evitar ser devorado por tu audiencia es estar preparado para cualquier imprevisto, pregunta incómoda o desatinos que puedas tener al hablar frente al público y eso lo lograrás teniendo una buena estructura de los temas, de preferencia elige temas que domines ampliamente y si eres nuevo en el tema investiga para conocer lo más posible al respecto.

ENSAYA TU DISCURSO CON PÚBLICOS MÁS PEQUEÑOS

Una buena manera de ver el impacto que tiene el tema que vas a abordar es presentarlo previamente con grupos pequeños de manera no tan formal, eso te da oportunidad de percibir si gusta o no, cuáles son los desacuerdos u obstáculos pertenecientes al tema y posiblemente encuentres maneras de explicar menor las partes difíciles. Te recomendamos que hagas algunas variaciones en los grupos a los que presentas para ayudarte a encontrar imprevistos.

 

UTILIZA EJEMPLOS Y VIVENCIAS COTIDIANAS

 

A la mente humana lo que más le gusta es sentirse familiarizado con lo que escucha, ser parte de algo y hacer empatía, es por eso que te será de gran ayuda al hablar en público compartir alguna vivencia personal que se relacione con el tema, eso sí, ten cuidado en perderte del tema por contar los dramas de tu vida pues ellos fueron a aprender. Si utilizas esa herramienta en tu favor además de atraer la atención de tu audiencia lograrás que crezca en ellos la confianza suficiente para que deseen participar contigo y tu charla sea más rica en contenido e impacto.

 

VENCE LOS ERRORES

 

Somos humanos y jamás seremos perfectos, por eso, no pierdas la cordura si cometes un error, si escribiste mal una palabra en tu presentación o si te cuesta pronunciar una frase. Tienes la oportunidad de vincularte con ellos y ser percibido como alguien en quién confiar pues no tomas una postura prepotente como presentador además de no detenerte por cosas minúsculas y darle importancia al seguimiento de tus temas.

 

TEN LIBRES TUS MANOS

 

El 50% de tu comunicación es corporal, no permitas que sostener un micrófono o un papel absorba esa capacidad que tienes para expresarte y empatizar con la gente; abre los brazos pues eso brinda confianza y seguridad a quien le estás hablando, ejemplifica y haz énfasis con tus manos e invita a los asistentes a participar contigo.

 

REGALA ALGO QUE SEA DE UTILIDAD

 

La mente de tu audiencia te agradecerá al máximo que para terminar tu charla le regales algo que le sea útil en su vida pues requiere no solamente de estímulos y colores bonitos, si le regalas una soluciones a problemas que requiera sobre el tema abordado. Al final de todo lo que más vamos a recordar es aquello que tiene utilidad en nuestra vida y si logras transmitirlo te convertirás en alguien entrañable y que gane la atención y el respeto del público.

Sobre Pavel Vargas

Pavel Vargas

Lic. en Pedagogía
Locutor y Productor de Radio