El centro del universo a nuestro alcance. Visita el Templo Mayor

No es casual que la Catedral se edificara sobre el Templo Mayor de la antigua Tenochtitlán. La magnificencia de tal estructura perdura hasta nuestros días y podemos ser testigos de una reliquia arquitectónica sin igual que ha resistido el paso del tiempo, los intentos de borrarla de la memoria y las equivocaciones que se han expuesto sobre ella. Cuna y recinto principal de la cultura Mexica hoy en día nos revela la dignidad y el esplendor que llegaron a ostentar nuestros antepasados.

La belleza arquitectónica, la fuerza que adquirió con los años y el esfuerzo de muchos que creían en sí mismos y lograron erigir una obra sin igual, desafiando a la naturaleza perfeccionaron sus métodos de construcción y engrandecieron sus resultados de tal manera que hoy nos es impensable repetirlo y es por eso que conservarlo es una responsabilidad que debemos llevar a cabo con gran orgullo.

Así es que si tienes un fin de semana libre te sugerimos tomar un descanso y disfruta de unas impresionantes vistas panorámicas del sitio arqueológico desde los restaurantes y cafeterías en las terrazas de los edificios que lo rodean, ya de paso puedes visitar alguna librería de las inmediaciones y comprar ese libro que has estado postergando hasta ahora, sería un excelente lugar para estrenarlo. Cuando pasees por el centro, fíjate que los palacios tienen relieves prehispánicos. Estos silos fueron tomados de las edificaciones mexicas originales como el Templo Mayor, incluso puedes mirar los rasgos de arquitectura que están bajo la catedral y te aseguramos que quedarás asombrado.

El museo permanece abierto de martes a domingo de las 9:00 a 17:00 horas. Los días lunes está cerrado para mantenimiento y atención a medios de comunicación y el costo de entrada al museo: 70 pesos. Los menores de 13 años, estudiantes, maestros, personas de la tercera edad, pensionados y jubilados su entrada es libre presentando su identificación así que aprovechen.

Se pueden tomar fotografías de todo el sitio y el museo pero recuerda que para conservar su estructura queda estrictamente prohibido usar flash, esto ayuda a que tan magnífica estructura permanezca más tiempo con nosotros y siga asombrando a propios y extraños, es nuestro deber cuidarlo y difundirlo de manera responsable, lo repetimos para que no exista quien se haga como no enterado: PUEDES TOMAR FOTOS SIN USAR EL FLASH.

La zona arqueológica del Templo Mayor comprende 1.2 hectáreas, predominando sin duda el edificio religioso más importante de Tenochtitlan, dedicado a Huitzilopochtli, dios solar de la guerra, y a Tláloc, el dios de la lluvia. Sin embargo, en sus inmediaciones se rescataron otras construcciones relevantes: hacia el norte tres adoratorios de menor tamaño, entre ellos un Altar Tzompantli y uno de dos templos rojos dedicados al dios Xochipilli, así como la Casa de las Águilas, de mayores proporciones; hacia el poniente, y muy cerca de donde se encuentra el museo, pueden apreciarse los vestigios parciales de la gran plataforma que limitaba al recinto sagrado de México-Tenochtitlan por sus cuatro costados. Finalmente, hacia el sur se halla el segundo de los templos rojos consagrados al dios Xochipilli, los cuales por cierto imitan el estilo arquitectónico teotihuacano.

 

ACTIVIDADES EN MARZO

 

Taller de papalotes Xipe-Tótec y la naturaleza

A partir de la fabricación y decoración de papalotes, los participantes conocerán algunos de los atributos del dios Xipe-Tótec y su vinculación con la primavera, la naturaleza y el ciclo agrícola.

Coordina: Manuel Martínez Rodríguez

Sábado 24 de marzo de 11 a 14 horas

Público infantil

 

Visita guiada nocturna

Viernes 17 de marzo a partir de las 19 horas

Público: adulto

Actividad gratuita. Previa reservación

Cupo limitado a 30 personas

Coordina: Patricia Herrera Lazarini

 

¿Cuál es la mejor forma de llegar al museo?

El museo tiene una ubicación privilegiada en pleno corazón de la Ciudad de México, lo que implica toda una experiencia increíble ya que está muy cerca de la Catedral Metropolitana y a unos cuantos metros de Palacio Nacional, sin embargo también pueden existir posibles complicaciones al desplazarse para visitarnos, por lo que la mejor y más rápida forma de llegar es a través del Sistema de Transporte Colectivo Metro, estación Zócalo de la línea 2.

Si prefiere venir en auto, muy cerca encontrará estacionamientos públicos. Es importante mencionar que el museo no cuenta con estacionamiento para visitantes.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN VISITA SU SITIO WEB
http://www.templomayor.inah.gob.mx/

Sobre Pavel Vargas

Pavel Vargas
Lic. en Pedagogía Locutor y Productor de Radio