Detrás de un muy buen líder, hay muy buen sexo

En este mundo globalizado existen distintas claves para lograr el éxito, algunas de ellas pueden depender del bienestar con la familia, el hogar, un buen trabajo, posición económica, entre otras. Sin embargo hay un elemento sin el que no se podría lograr nada de esto: El Sexo

La actividad sexual toma un papel muy importante en el ámbito personal y físico, no obstante en el tema laboral, puede llegar a convertirse en algo esencial para alcanzar cada una de las metas que se van proponiendo tanto hombres como mujeres para llegar a convertirse en un líder.

La relación que existe entre el sexo y el liderazgo, se da, ya que al mantener una vida sexual activa y satisfactoria de manera constante, nuestro cuerpo libera hormonas que, al finalizar el acto, provocan bienestar y relajamiento físico y mental. Este estado físico nos ayuda a dormir mucho mejor y a la vez, nos brinda más energía para realizar las diversas actividades diarias, como trabajar o hacer ejercicio.

Por otra parte, también libera endorfinas en nuestro cerebro, las cuales ayudan a la mente a liberar todo lo negativo como el estrés, la ira, las preocupaciones, los dolores y el cansancio, dándonos relajación extrema y actitud positiva ante la vida, favoreciendo a la resolución de conflictos que se puedan llegar a presentar en cada momento.

La actividad sexual logra aumentar la autoestima y la estabilidad emocional, obteniendo mejores relaciones interpersonales, nos hace sentir más queridos, felices y atractivos, lo cual crea la seguridad necesaria para alcanzar cada uno de nuestros objetivos.

Estudios realizados por Boston Medical Group, comprueban que alrededor del 60% de los hombres con una vida sexual activa y plena cuentan con mayor confianza de exponer con mejor razonamiento y creatividad sus habilidades como seres emprendedores y así poder tomar decisiones correctas y liderar cualquier proyecto en el que se esté involucrado, lo que confirma que el sexo es un factor positivo para crecer en el trabajo y otras actividades deportivas o sociales.

Sin embargo, hay ocasiones en las que los hombres, por diferentes causas, ya sean físicas o psicológicas, pierden la posibilidad de lograr o mantener su erección para llevar una vida sexual satisfactoria, lo que se refleja en diversos ámbitos de su vida, y particularmente el desempeño laboral se vuelve poco favorable, por la falta de seguridad, autoestima y empoderamiento. Quienes presentan problemas de erección, deben acudir con un especialista en salud sexual masculina para atender el problema; y evitar tratar de solucionarlo por cuenta propia.

“Tener relaciones sexuales al menos 3 veces a la semana suele ser de gran ayuda en el ámbito laboral, incluso para mantener una mejor convivencia entre las personas con las que uno se relaciona dentro de una oficina o empresa, ya que el estado de ánimo suele ser mucho más positivo, se tiene una mente más abierta y productiva, el “sentirse vivo” puede generar un gran crecimiento profesional y laboral.

En caso de que no se pueda tener una vida sexual satisfactoria, es importante saber que esto puede ser una aviso del cuerpo que nos indica que algo en el organismo no está funcionando correctamente y es necesario acudir con un especialista” comentó Teresa Flores, Sexóloga y Directora de Comunicación de Boston Medical Group.

El sexo se debe convertir más allá de un hábito de salud, en una parte fundamental de la vida, ya que entre más se practique y se disfrute, más nos ayudará a alcanzar nuestras metas con mejor rendimiento, estado de ánimo y pasión, convirtiéndonos, también en líderes de nuestra propia vida.

Fuente: La Crónica

Sobre Enlace Mexiquense

Enlace Mexiquense

Boletín Mensual Impresos e información digital a a cualquier hora

Haz lo invisible VISIBLE