Cómo darte un masaje anti-envejecimiento en el rostro

Todas las mujeres desean que su piel siga luciendo joven. La buena noticia es que no siempre necesitas lociones costosas y pociones para lograrlo. Realiza estos ejercicios faciales durante solo un par de minutos cada mañana y en poco tiempo tu piel se verá más firme y fresca.

Qué no hacer: Darte un masaje no tiene que ser un acto de tortura. Acaricia tu rostro suavemente, no lo pellizques ni lo aporrees. Puedes usar un poco de crema facial, pero no demasiada, ya que tus manos estarán demasiado resbalosas.

Paso uno: Pon tus manos extendidas sobre el cuello. Con las puntas de los dedos apuntando hacia tu oreja, mueve firmemente tu mano hacia abajo, en dirección a la línea del cuello. Ten cuidado de evitar la tiroides. Haz esto cinco veces de cada lado.

Paso dos: Coloca tus dedos pulgares debajo de tu barbilla. Cierra las manos en puños y desliza tus pulgares hacia arriba firmemente hacia tus orejas. Repítelo cinco veces.

Paso tres: Coloca tus pulgares debajo de tu barbilla y tus palmas extendidas sobre tu rostro. Lentamente desliza las manos hacia arriba hasta las orejas. Repítelo cinco veces.

Paso cuatro: Masajea la piel debajo de tus ojos con las puntas de tus dedos – tres veces en el sentido de las agujas del reloj y tres veces en dirección contraria.

Paso cinco: Coloca las puntas de tus dedos en medio de tu frente, justo arriba de las cejas y masajea hacia arriba, en dirección de tus sienes. Vuelve a empezar desde el centro y repítelo cuatro veces más.

Paso seis: Coloca dos o tres dedos en la parte superior de tu nariz y masajea hacia abajo y hacia arriba en la zona entre las cejas.

Después: Realizar estos seis pasos no debe llevarte más de cinco minutos, pero si mantienes esta rutina matutina, ¡pronto te verás años más joven!

Todas las mujeres desean que su piel siga luciendo joven. La buena noticia es que no siempre necesitas lociones costosas y pociones para lograrlo. Realiza estos ejercicios faciales durante solo un par de minutos cada mañana y en poco tiempo tu piel se verá más firme y fresca. Qué no hacer: Darte un masaje no tiene que ser un acto de tortura. Acaricia tu rostro suavemente, no lo pellizques ni lo aporrees. Puedes usar un poco de crema facial, pero no demasiada, ya que tus manos estarán demasiado resbalosas. Paso uno: Pon tus manos extendidas sobre el cuello. Con las…

Resumen de Reseña

Valoraciónes : 4.65 ( 1 votos)

Sobre Enlace Mexiquense

Enlace Mexiquense

Boletín Mensual Impresos e información digital a a cualquier hora

Haz lo invisible VISIBLE