Así era la educación en la Edad Media y nadie te lo había dicho

Solemos asociar a la edad media con oscurantismo y pensamientos atrasados incluso hemos tachado de malos a quienes vivieron en aquel entonces, pero en Educación hubo aportes muy interesantes como los que nos concede Ramón Llull desde el lejano siglo XIII en su novela autobiográfica “Blanquerna”.

Sobre la educación temprana de los niños declara: “No le prohibió cosa alguna de lo que la naturaleza apetece y requiere en aquella infantil edad, así que hasta los ocho años le permitió vivir con libertad y según el curso natural… al principio debe el padre enseñar a su hijo en lengua materna…”; él defendía la idea de permitir el desarrollo natural de los niños además de guiarse por la doctrina cristiana entonces dominante en inmensos ámbitos de la vida.

Nos recuerda la importancia del desarrollo natural en tan pronta edad para el fortalecimiento de la salud sobre lo cual manifiesta que: “A todo género de viandas acostumbraron sus padres a Blanquerna, para que no se inclinara su naturaleza a unas más que a otras, y le vedaron el vino fuerte y generoso, y el muy aguado, las salsas picantes, que destruyen el color natural… estudió lógica, retórica y filosofía natural, con que entendiese más fácilmente la medicina para saber conservar con entera salud… Enterado que estuvo del Libro de los principios y grados de la medicina, por donde alcanzó suficiente noticia para conservar la salud…”. De manera amplia enuncia la importancia de una salud corporal en aquel entonces difícil de alcanzar y muy valorada por los nobles y dignos, sin embargo hace incapié en la necesidad que esas virtudes se conecten fielmente con el espíritu y la sabiduría para que sean verdaderamente útiles.

El autor también señala “…que la sabiduría del hombre sea grande, en grandeza, en duración, poder y voluntad, porque tanto cuanto la sabiduría del hombre es grande en todas estas cosas, tanto tiene alguna mayor similitud con la de Dios, y tanto más se separa y destruye la ignorancia (que es desimilitud)”. Cerrando con tres aspectos importantes: el desarrollo natural, el fortalecimiento de la salud y la apropiación de la sabiduría nos encontramos con un contribución muy importante del pensamiento medieval en educación y búsqueda de bienestar, si lo aplicamos en nuestras acciones cotidianas seguramente tendremos beneficios que nuestros proyectos nos agradecerán.

Sobre Pavel Vargas

Pavel Vargas

Lic. en Pedagogía
Locutor y Productor de Radio