12 simples e importantes cosas que solo puedes aprender de tu hermana pequeña

Las hermanas pequeñas son cúmulos de ternura y compasión. No hay nada como tener una persona en miniatura en tu vida, que te admire tanto como ella lo hace. Puedes verte a ti misma a esos perfectos e inocentes ojos, porque ella es una parte de ti. Quizás quieras protegerla desesperadamente de todo, alejar todo el dolor que ella pudiera sentir para ayudarla a convertirse en la mejor persona que puede ser. A veces puede que no te des cuenta cuánto no solo tú le estás enseñando a ella, sino que ella a ti también. Tu papel es el de ser la…

Resumen de Reseña

Valoraciónes : Sea el primero!

Las hermanas pequeñas son cúmulos de ternura y compasión. No hay nada como tener una persona en miniatura en tu vida, que te admire tanto como ella lo hace. Puedes verte a ti misma a esos perfectos e inocentes ojos, porque ella es una parte de ti.

Quizás quieras protegerla desesperadamente de todo, alejar todo el dolor que ella pudiera sentir para ayudarla a convertirse en la mejor persona que puede ser.

A veces puede que no te des cuenta cuánto no solo tú le estás enseñando a ella, sino que ella a ti también. Tu papel es el de ser la hermana mayor, la que tiene todas las respuestas y consejo y aún así, sin tu hermana pequeña, hay millones de cosas que nunca aprenderías. Pero sin ella, simplemente no serías la persona que eres hoy en día.

Así que, tómate un momento para agradecerle. Ella realmente es el regalo más valioso y maravilloso que te dieron tus padres. Si necesitas un poco de ayuda pensando en porqué cosas le puedes agradecer, acá hay algunas de las lecciones que esta pequeña criatura te ha enseñado.

1. Cómo ser una líder
Gracias a ella has sacado tu liderazgo interno. Cuando tienes hermanos pequeños, inmediatamente te transformas en una guía. Ellos mirarán hacia ti como un ejemplo y escucharán todo lo que dices con muchísima atención.

Ser la hermana mayor viene con mucha responsabilidad y poder, así que es importante que lo uses con sabiduría.

2. Cómo tener compasión
Las hermanas pequeñas vienen con mucho amor y ternura. Te enseñarán sobre compasión antes de que tengas la oportunidad de que te rompan el corazón. Cuando se caigan de la bicicleta y se lastimen su rodilla, tú la consolaste, deseando que pudieras quitar su dolor. Sientes sus lágrimas, esperanzas y sueños. Quisieras cumplir todo los deseos de su corazón bebé.

3. Cómo ser protectora
Desarrollas un gen protector muy rápidamente cuando creces con una hermana menor que tú. Si alguien se mete con ella, tú no dudarás en defenderla e ir en contra de esa persona, como un ratón corre hacia un pedazo de queso. Serás el mejor apoyo y lucharás por ella cuando no lo pueda hacer por sí misma.

4. Cómo ser alguien de quien estén orgullosa
Quieres ser un buen ejemplo para tu hermanita, porque serás su modelo a seguir. Esto implica que te transformarás en la mejor persona que puedas ser, ya que también quieres que ella lo sea de sí misma. Esto no es nada de fácil, pero es una responsabilidad que tomas con gran pasión.

5. Cómo hacer frente a tus errores
Quizás seas testaruda, pero aprenderás a asumir las cosas en las que te equivocas cuando tu hermana está cerca. Ya que puedes apostar que ella se dará cuenta, y dejará un referente que no sabes si quieres que se de ejemplo. Somos humanas y estas cosas pasarán. Lo mejor es aprender a aceptar que las cosas no siempre son como queremos y a veces, las arruinamos, pero hay que seguir.

6. Cómo preocuparse más de otra persona que de ti misma
El amor incondicional es un sentimiento muy bello. Ella te enseñará sobre esto desde el momento en que llegue al mundo, como un bebé regordete y chillón. Desde ese segundo, aprenderás cómo se siente el tener a cargo a otra persona, que te importará más que tu misma vida. Te ayudará a ser desprendida y menos egoísta.

7. Cómo ser mamá
Habían momentos en los que tu madre no estaba, por lo que tuviste que cubrir su rol por algunas horas. Siempre liderando a la tropa, la hermana mayor aprende ciertas cosas que toda madre debe saber, al intentar estar en su lugar, aunque esto volviera loco a tus hermanos pequeños. Cuando te enfrentes al ser madre, quizás recuerdes una que otra cosa de las que pusiste en práctica.


8. Cómo ser paciente
Oh Dios, si que necesitas paciencia para un monstruo pequeño. Tuviste que enseñarle cada cosa que sabe hoy. Cuando era una niña, ella se salía con la suya siempre. Tú guardabas algo de recelo, pero siempre te alegrabas porque era feliz. Algunos días, aún sale un poco de su personalidad malcriada. Pero eso no fue tu culpa.

9. Cómo tomar mejores decisiones
Cuando tomaste alguna mala decisión, pagaste por ello. No quieres que tu hermana sufra de esa manera o pase por esas terribles experiencias que podrías haber evitado. Has aprendido a no siempre arruinar las cosas; no querías ser un mal ejemplo, ya que tu hermanita solo quiere ser como tú.

10. Cómo acercarte a tus padres de diferentes maneras
Eres una gran negociadora y necesitas traspasar esas habilidades a los más jóvenes. Ya que aprendiste a manejar a tus padres primero que el resto, averiguaste cuáles son las técnicas que sirven y las que no. ¿Cómo es que tú tenías permiso hasta las 10p.m. pero tu hermana hasta las 2a.m.? ¡Si que hiciste un buen trabajo pavimentando el camino!

 

11. Cómo no acercarte a tus padres
Básicamente ella te observó cuando tus padres te rechazaban alguna petición, y mejoró las técnicas desde ahí.

12. Cómo hacer que simplemente no te importe
Cualquier pequeña hermana sabe que esta es la lección más grande que puede enseñarle a los mayores. Como la más joven, tuvo las cosas de manera mucho más fácil que tú. Tu madre y padre gastaron todos sus años de paternidad dura contigo.

Para el momento en que le tocó a ella, ellos ya estaban indiferentes a todos. Por lo que se transformó en una persona mucho más relajada. Ella es quien te enseñará el preciado arte de que no te importe nada.

Sobre Enlace Mexiquense

Enlace Mexiquense
Boletín Mensual Impresos e información digital a a cualquier hora Haz lo invisible VISIBLE